Atracción física 💘 ¡5 señales corporales que no engañan!

¿Quieres adivinar si una persona se siente atraída por ti? ¿Estás buscando entender si quieres ir más allá con alguien? ¿O quieres que una persona entienda que te gusta física y sexualmente? Según la investigación del profesor de psicología Albert Mehrabian, el 93 % de nuestra comunicación pasa por el lenguaje no verbal. Y en este lenguaje, las señales son numerosas: acercamiento físico, posturas similares, gestos torpes… Nuestros cuerpos actúan como verdaderos mensajeros entre los individuos. Por lo tanto, pueden ayudar en gran medida a reconocer a alguien que siente atracción física. ¡Aquí están las 5 señales que no engañan!

1. El efecto espejo y el diálogo fluido de los cuerpos

El efecto espejo y el dialogo fluido de los cuerpos

¿No entiendes cómo es posible, pero siempre terminas sosteniéndote de la misma manera? Si tus dos cuerpos actúan como un espejo, ¡es un buen augurio! Cuando dos personas se sienten atraídas el uno por el otro, imitan los gestos del otro … ¡Sin siquiera darse cuenta! Siguiendo esta lógica, también sucede que el cuerpo transmite mensajes de una manera cruda: tener los brazos y las piernas cerrados suele ser un signo de cierta distancia. Más sorprendentemente, presentar el cuello al otro es una pista muy arcaica para soltar. Al ser un área particularmente frágil del cuerpo en los seres humanos, inconscientemente nos volvemos el uno al otro cuando nos enamoramos.

—–

Mira también 👉 Besos apasionados: 10 consejos para darlos perfectos

—–

2. Acercamiento físico

Acercamiento fisico

La mayoría de las veces, mantenemos una especie de «distancia segura» de los demás. Este alcance es más o menos amplio y varía según nuestra relación con el interlocutor o nuestra personalidad. Pero rara vez baja de los 40 cm. Si una persona se acerca físicamente a ti, ¡hay posibilidades de que aprecie esta promiscuidad! Inconscientemente, acercarse también es una forma de probar la alquimia de sus hormonas sexuales. Obviamente, el uso del tacto es una pista adicional. Ser táctil es casi siempre un signo de una atracción o afecto particular.

3. Gestos torpes

Gestos torpes

Puedes estar muy atento, pero ¿te vuelves torpe instantáneamente cuando estás en su presencia? ¿O la persona que te gusta siempre se encuentra derramando un vaso o dejando caer sus pertenencias? No busquen más: ¡están preocupados el uno por el otro! A primera vista, los gestos torpes pueden parecer contraproducentes, pero en realidad son una fuerte admisión de atracción. Indican al otro que estamos tan preocupados por su presencia que perdemos nuestros medios.

4. El aspecto de brasa

El aspecto de brasa

Siendo tan tímida como ardiente, la mirada es una herramienta de seducción sin igual. Y sí, estas «ventanas del alma» a menudo nos traicionan… a veces para nuestro mayor placer! Si alguien te mira directamente a los ojos, hay una buena probabilidad de que sienta atracción sexual. Una pista adicional: nuestras pupilas tienden a dilatarse cuando sentimos deseo o placer. Entonces… ¡Esté atento!

5. La voz cambiante

La voz cambiante

Las mujeres tenderían a utilizar un tono más agudo y alegre cuando se encuentran en una situación de seducción. Y lo contrario también sucede en el sexo opuesto: un hombre hablaría con una voz más baja y tonos más roncos. Si dudas de la atracción de alguien, ofrécele karaoke con los ojos en los ojos, ¡te arreglarás rápidamente!

A pesar de que estos signos son en su mayoría muy buenos indicadores de atracción sexual, no caiga en un juicio apresurado. Alguien que te toca el hombro de vez en cuando puede sentirse bien en tu presencia, sin sentirse física y sexualmente atraído por ti. ¿La mejor manera de averiguarlo? Asegúrese de que la mayoría, si no todas, las señales mencionadas anteriormente estén encendidas. Para estar seguro, deberá usar un enfoque que se parezca a usted y garantice el pleno consentimiento de la otra persona. Esto le permitirá saber si necesita perseverar o darse por vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.